PLAGAS Y ENFERMEDADES

Ningún jardín, por pequeño que este sea, se encuentra libre de plagas y enfermedades. En especial, si cultivás cactus y suculentas, ya que son ideales en la dieta alimenticia de algunos insectos; y la presencia de insectos, es tambien, la mejor entrada para una cantidad increible de bacterias y hongos.

Sin embargo, si dejamos actuar a la madre naturaleza, es ella quien se encarga de brindar el equilibrio necesario, para que cada especie haga lo suyo. Sin necesidad de que utilicemos productos químicos.

INSECTOS DEPREDADORES

ARAÑAS, GRILLOS, AVISPAS, SAPOS, LAGARTIJAS

Inicio este espacio con las arañas, las molestas arañas, que hacen lucir la colección, como si tuviera años de estar abandonada. Yo, en particular, soy conservadora por naturaleza, asi es que si no me tocaba quedar amarrada en ellas, no tenía ningún problema.

Continúo con los encantadores grillos, cuyo canto durante el verano vuelve tan placenteras las tardes, tranquilas y cálidas en El Salvador. Son tan proliferos, que había que tener cuidado en las noches, de no pararse sobre ellos; y por lo menos en mi casa los había de diferentes colores y tamaños, así como de cantos variados que a veces llegaban a ensordecer.

Prosigo con las avispas, que me inquietaron abriendo hoyos desde la superficie de las macetas, hasta 10 cm de profundidad o más (??). Hay que disponer de tiempo para observar, aprender y comprender lo que sucede en esta pequeña comunidad. Ya que durante el verano, las avispas escarban, para depositar sus huevos al pié o entre las raices de los cactus, cuyo ambiente es propicio para el desarrollo de sus huevos y larvas.

No, no son vegetarianas, pero de pronto podrían dañar las raices o perforan y dejan entradas a bacterias y hongos. Bueno,  aquí comienza la cadena, ya que para alimentar a las larvas, cazan y depositan grillos en los huecos, disminuyendo de esta manera, la cantidad de grillos, cuyos daños en los cactus son perennes, ya que se alimentan de la corteza, dejando picaduras que nunca desaparecen; y sus crías, las cuales nacen en la parte baja de las macetas, se alimentan de las raíces, generando daños, fatales.

Termino cerrando este ciclo, con las arañas sapos, quienes al final son los mejores sobrevivientes. Ellos se alimentan, tanto de las avispas, como de los grillos, equilibrando la interrelación en el jardín. De esta manera, no tenemos necesidad de intervenir y permitimos a la naturaleza hacer lo suyo; permitiendo la sobrevivencia de cada especie, pero sobre todo, la de los cactus. Los sapos ademas, se alimentan de una gran cantidad de insectos nocturnos y las lagartijas, se alimentan de otra gran cantidad de insectos diurnos.

Adicionalmente, como un preventivo, podés informarte sobre plantas repelentes contra insectos, que podrían colaborar en esta tarea. O fumigar con productos organicos, que no son dañinos para insectos, ni animalitos beneficiosos ( abejas, colibries, etc)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s